viernes, 17 de febrero de 2017

Desterráqueos.

El destierro es una casa
hecha de plumas y algodón
con pasillos de nube
y camas de suave tacto
que se adentra en la calma
de nuestra ausencia.

El destierro es un mundo cálido
sin devaneos
oscuro en lo más hondo
tan oscuro
que aparenta la luz
en todas sus esquinas

El destierro es un abrazo
hecho tan común 
tan paliativo
que nos esconde
de cualquier perturbación
nos hace menos
nos hace pequeños 
nos hace indiferentes.

El destierro es el amante
que nos promete vida
mientras el tiempo pasa
y se nos come de a poco
de a poquito
dejando migas 
simple nostalgia
polvo de estantería
espacio entre el espacio
entre los cajones.

El destierro es saber volver
y saber que al despertarnos
no hay escape en nuestra ruta
que queda el delante
o la muerte segura
que queda el paso
el siguiente paso
nada de caídas
porque se nos traga 
la boca hambrienta de la historia.

El destierro es dibujar senderos
es cantar el hígado
mientras se congela la garganta
es no saber cuando
no querer cómo 
no saber por qué
se nos llena la voz de sueños
y se nos cae la carne familiar
en las cunetas
mientras seguimos avanzando.

-----------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: