jueves, 11 de mayo de 2017

Mórbida.

Me quedé en blanco
de pie, confuso
espaciado
hecho de materiales fungibles
pasado de rosca
roto
vacío
hastiado de venganza
cargado de ira
me hice daño
levante la piel de las entrañas
volví a mirar ese espejo roto
ayer mismo
cuando quise acordarme
entre tanto que pasé el rato
y dejó de importunarme la necesidad de saberlo todo
así de paso, me hice el muerto
dejé la mente divagar el entreacto
pasar la fronda de los viajes
especular si moriré en serio hoy o algún día
pronto, porque el hígado y qué sé yo qué más
no me preocupa demasiado
mientras todavía sé que hallo palabras
en la catarsis de soñar un nuevo juego
de ver el lugar al que apunto
todavía a tiempo
mientras pasan las horas en los colmos
se llenan a rebosar las voces de palabrería
los cuerpos no muestran amor ninguno
las manos cesan toda caricia inoportuna
se fermenta el verbo del que miente
y todos le aplauden y le miman
mientras seguimos mirando horizontales 
el todo que retumba
en la misteriosa corriente de los invencibles
donde nos encontramos
una y otra vez
antes de la lucha
en la frontera de la derrota
que conocemos tan bien.

-----------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa